Las criptomonedas han sido tema de escándalos desde su creación. Y no sin razón – es una invención que apenas ha existido una década y ya ofrece muchas oportunidades y que está abierta tanto al abuso como al éxito. ¿Entonces, cómo puede alguien asegurarse de que la criptomoneda que está usando sea real y no una estafa?

Criptomonedas de desarrollo abierto

¿Qué hace que una criptomoneda sea ‘confiable’? Después de todo, todas ofrecen una oportunidad de hacer ganancias y negociar. Aquí analizaremos las criptomonedas de fuente abierta, lo que significa que todos los registros y actualizaciones de desarrollo están abiertos al público y también están disponibles para el desarrollo externo.

Si algo es de código abierto, lo ideal es que esté abierto a la retroalimentación y, a través de ésta, a la mejora. Con este tipo de criptomonedas, es importante ver cuánto se desarrolla no sólo manteniéndose funcionando sino también en uso. Un medio de verificar este proceso de desarrollo es el repositorio web llamado GitHub.

Si eres nuevo en el lo de las criptomonedas o no estás muy familiarizado con esta tecnología, es posible que no sepas qué es exactamente Github. Si bien su objetivo principal es proveer a ingenieros y desarrolladores de software, ha demostrado ser una plataforma valiosa para prácticamente cualquier cosa que requiera registros de datos y actualizaciones de código abierto (algunas personas incluso lo han usado como diario de viaje abierto a contribuciones de usuarios). Y también puede ser una herramienta conveniente para aquellos que desean seguir el desarrollo de las criptomonedas.

Después de todo, las criptomonedas son un software. Principalmente, lo que Github hace es almacenar diferentes versiones de software público e información diversa sobre él, de modo que uno puede seguir fácilmente lo que sucede en el desarrollo de varias criptomonedas, aplicaciones o programas. Bueno, eso es interesante, pero entonces ¿qué es lo que debes vigilar?

Características principales

Y bien, has elegido una criptomoneda que se puede encontrar fácilmente en Github. Puede haber cierta fiabilidad en ella, ya que varias criptomonedas reciben contribución tanto de inversionistas públicos como de desarrolladores públicos, lo que las convierte en un esfuerzo de colaboración masiva en varios niveles. ¿Y ahora qué?

Fíjate en la cantidad de información adicional presentada sobre una criptomoneda específica y si se actualiza. Esto lleva a las dos cosas que se debe tener en cuenta: en general, qué tanto se desarrolla y qué tan frecuentes son las confirmaciones mostradas en el repositorio.

Para resumir, las características clave que se debe tener en cuenta son:

  • Actualizaciones periódicas
  • Actualizaciones recientes

Por supuesto, hay otros factores que se podrían considerar, pero como usuario común, esto es lo que debes verificar desde el punto de vista técnico en términos de autenticidad.

El desarrollo constante no significa software defectuoso

Si ves la cantidad de correcciones y actualizaciones en el código de una criptomoneda de código abierto, te pueden parecer señales de problemas. Pero nada podría estar más lejos de la verdad. En pocas palabras, todo nuestro ciberespacio es relativamente estable gracias a las actualizaciones constantes que recibe gracias al trabajo constante de los desarrolladores.

Todos los días aparece una nueva tecnología, tanto buena como mala, que puede requerir alguna forma de reacción a través del desarrollo. Tenemos, por ejemplo, iOS, que se actualiza frecuentemente, o las actualizaciones regulares de Windows – estas son señales de mantenimiento, más que de descuido. Es esencial tener en cuenta este mantenimiento (o su ausencia) al considerar criptomonedas abiertas.