Las criptomonedas son lo de hoy. Esto ya está tallado en piedra. Algunos entienden la necesidad de dinero digital, otros no. O sea, seguro que has visto gente que pregunta cosas como «¿Y para qué necesitamos criptomonedas?».

Hemos hablado antes de la necesidad de dinero digital en este mundo digital. Pero, hay otra parte importante de este tema que queremos compartir. Y lo haremos ahora. Pero ten en cuenta que esto puede afectar a alguna gente a un nivel un poco personal. ¡Preparados, listos, fuera!

Hiperinflación y dinero sin valor

¿Conoces a alguien que haya ahorrado toda su vida sólo para pasar la riqueza acumulada (el llamado tesoro) a sus hijos o nietos? Lo más probable es que sí, ¿cierto? La triste realidad es que la mayoría de estas personas, los coleccionistas, no se quedan con mucho al final. Porque el proceso de creación de dinero e inflación literalmente se han comido la mayor parte del valor de esos fondos. Si su dinero sólo se dejó en una cuenta que no generó ningún interés durante décadas, su valor hoy es mucho más bajo. Es posible que no tenga ningún valor. Choca, lo sé.

La situación actual es (y, de hecho, siempre lo ha sido) que es el gobierno quien controla el suministro de dinero. Todos los años se imprimen grandes cantidades de dinero. Y eso, a nuestra manera de ver y para cualquier persona que entienda el sistema fiscal, es algo escandaloso. En realidad, ni siquiera es necesario que conozcas el sistema fiscal a profundidad para comprender que no es bueno seguir imprimiendo dinero.

¿Por qué? Bueno, porque eso significa que el poder adquisitivo de la moneda disminuye cada vez más. Por supuesto, está la necesidad de mantener un nivel saludable de inflación y eso es absolutamente comprensible. Pero, más que nada, lo que ocurre es que se imprime demasiado dinero. En la historia han habido muchos casos en que esto ha causado hiperinflación. 

Por ejemplo, en 1946, después de la Segunda Guerra Mundial, en Hungría los precios se duplicaban cada 15 horas. Hace apenas diez años, Zimbabue experimentó una hiperinflación similar que provocó que los precios se duplicaran cada 25 horas. Este último caso es uno de los peores (si no el peor) casos de hiperinflación del siglo.

Claro, estos son casos extremos, pero, como solía decir John Lennon: La vida es aquello que te va sucediendo mientras estás ocupado haciendo otros planes. Así que, no tomes estos ejemplos a la ligera. El hecho es que el valor de tu dinero está en una baja constante. Y punto.

El remedio

¿Cómo evitar que se materialice el escenario que mencionamos antes?

Esa es una buena pregunta. Nosotros, como humanidad, necesitamos comenzar a usar medios de pago completamente diferentes. Algo diferente de la moneda fiduciaria convencional o dinero «regular» que usamos hoy.

Y la solución para un futuro mejor es…, has adivinado correctamente, el criptodinero. Signo de exclamación.  

¿Quieres saber más? ¡Háblanos!