La palabra mágica del mundo de hoy es – ¡sorpresa! – criptomoneda. Nuestra recomendación es subir al tren de las criptomonedas antes de que sea demasiado tarde, ya que la confianza en el sistema financiero actual ya es poca y sigue disminuyendo. Las criptomonedas han llegado para quedarse, nos guste o no.

La mayor ventaja de las criptomonedas es que no se las puede simplemente imprimir y aumentar, como el dinero. Eso las hace estables, transparentes y creíbles.

Pero, ¿cómo unirse a esto? Primero, investiga un poco y pregunta (hay miles de monedas digitales diferentes en el criptoverso), luego elige la más benigna e invierte en ella. Así pues, sin más preámbulo, en el blog de hoy hablaremos de inversión y especulación en criptomonedas. No te vayas.

Pero, primero, veamos qué es una inversión y qué es especulación.

¿Qué es inversión?

Inversión significa comprar un activo con la esperanza de que genere beneficios estables en el futuro. La inversión siempre se hace a largo plazo y el riesgo que conlleva es moderado. Las decisiones se hacen en base a la información financiera y al rendimiento.

¿Qué es la especulación?

La especulación trae beneficios rápidos, es a corto plazo e implica hacer concesiones en cuanto a seguridad. Algo que va de la mano con la especulación es el alto riesgo. Es, por naturaleza, agresiva y se basa principalmente en opiniones individuales y en la sicología del mercado.

Lee más sobre inversión y especulación.

¿En qué parte de esto están las criptomonedas?

Lo que está en juego en el mundo de las criptomonedas es, sin duda, considerable. Y puede aumentar aún más. Algunos dicen que es una burbuja. Otros no están de acuerdo. Lo que pasa es que la moneda más popular, el Bitcoin, continúa subiendo y ya enfrenta un desequilibrio entre la demanda y la oferta.

¿A qué se debe esto? Sólo hay una cierta cantidad de Bitcoins disponibles en el mercado. Además, la mayoría de los propietarios de estas monedas prefiere usar una estrategia de largo plazo, es decir que no venden activamente sus monedas. No se desprenden de sus monedas. Eso (el precio) hace que Bitcoin sea muy atractivo. Es un buen negocio. Es decir, si logras cogerlas, por supuesto.

Y los mileniales se ocupan de hacer que el frenesí de las criptomonedas siga creciendo. Según la revista Forbes, esto significa que el 30% de la generación Y está muy abierto a la inversión en criptomonedas. Algunos dicen que las criptomonedas son una tendencia pasajera, nosotros decimos que no lo son y esto lo demuestran sus casi 10 años de presencia en el mercado.

Lo que se debe tener en cuenta al invertir es que las monedas basadas en la cadena DAG son mejores que las basadas ​​en la cadena de bloques. Además, las monedas basadas en la cadena DAG se dirigen rápidamente hacia la corriente general.

Entonces, ya que la demanda de Bitcoins es alta, sólo sería lógico buscar en otros lugares para encontrar algo que siga el mismo concepto, que sea igual de confiable (o tal vez más) y que haga las transacciones mucho más rápidamente. No tienes que buscar mucho. Ya sabes qué es, se llama Dagcoin.

Sé inteligente. Invierte en Dagcoin

El verdadero éxito radica en la estrategia a largo plazo. Jeff Bezos, cofundador y CEO de Amazon, también sigue una mentalidad de largo plazo. Bezos es la persona más rica del mundo. Y esto se debe, principalmente, a su visión de largo plazo en los negocios, algo que ha predicado desde el primer día. A esto añadimos, por supuesto, su genio.

Invertir en criptomonedas es, por naturaleza, una estrategia a largo plazo para incrementar tu riqueza. Eso es el futuro. Justo como era Amazon en los viejos tiempos. En 1994 nadie creyó que Amazon llegaría a ser lo grande que es hoy, que definiría el futuro. Lo mismo es válido en cuanto a las criptomonedas. Entonces, para terminar ‒ sé parte del mañana. Estaremos junto a ti para ayudarte en el camino.