Las criptomonedas se inventaron al principio como reacción a los grandes problemas que el sistema financiero enfrentaba en ese momento. Hoy en día, se trabaja no sólo para mejorar lo que los bancos hacen mal, sino también para solucionar los problemas que enfrentan las criptomonedas. Más sobre esto abajo.

Tus activos, no los de tu banco

Incluso una cuenta bancaria regular significa ceder un poco del control de tus finanzas. Tal vez esto no sea un gran problema en lugares con una mejor infraestructura virtual, lo que significa que siempre es posible pagar con una tarjeta de débito o crédito o hacer negocios en línea.

Pero en lugares que tienen menos posibilidades de actualización, sólo el interés de los bancos puede dar a los usuarios acceso a estos beneficios. En la propia Estonia enfrentamos una pequeña crisis debido a que la población se muda a centros urbanos más grandes. La manera en que la gente realiza pagos o revisa su cuenta es una de las primeras cosas que cambiarán.

Para empezar, los bancos ya han comenzado a cerrar oficinas, privando a la gente del acceso directo a sus activos.También empezaron a retirar los cajeros automáticos, lo que implica aún menos accesibilidad. Un efecto indirecto, aunque perjudicial, fue la desaparición de las tiendas o al menos del costo de tener pagos con tarjeta disponibles para los clientes, lo que significa que se puede pagar por las compras sólo en efectivo.

Por supuesto, la gente todavía tiene banca en línea, la que es un reemplazo válido para varios métodos antiguos, pero esto todavía tiene algunos problemas:

  • Costos de transacción – pueden ser minúsculos o incluso inexistentes, en el caso de pequeñas transacciones, pero a partir de un cierto límite el banco querrá su parte.
  • Fines de semana y festivos – un sistema administrado manualmente debe tener un periodo de mantenimiento y descanso. Pero, para ti, eso significa que sólo puedes hacer transferencias durante un cierto periodo.
  • Largos plazos de confirmación – las transacciones dentro de tu propio país pueden ser rápidas, pero las transacciones internacionales pueden tardar más de lo necesario para ser confirmadas.

Hoy en día, hay criptomonedas de diferentes tipos que pueden ser la solución para todos estos problemas. El objetivo de Dagcoin es atacar directamente estas fallas.

Qué es lo que las criptomonedas aún no han corregido

Los bancos son lentos, costosos y se preocupan principalmente de sus propios intereses. Si le preguntas a una persona cualquiera sobre criptomonedas, es posible que mencione la tercera cualidad. Si les preguntas a los usuarios, ellos podrían notar un aumento tanto de costos de transacción como de plazos de confirmación. Esto no parece ser una gran mejora.

Debido a su función, Dagcoin, de por sí, ya no tiene dos de estos problemas (ver aquí y aquí). Lo que sigue es probar a la base de usuarios que nuestro interés es el interés de nuestros usuarios. Lo estamos haciendo a través de hacer su uso más fácil constantemente y estamos trabajando para que esté disponible para un uso tan amplio como sea posible.

Lee más: He Aquí Por Qué Creamos Nuestra Propia Criptomoneda