En el mundo de hoy, de la manera en que están las cosas (y el mundo mismo), mantener segura tu información personal y financiera al navegar la Internet, es de gran importancia. Tú y yo lo sabemos. Pero la cuestión es que, aunque todos lo sabemos, sigue siendo un gran obstáculo para mucha gente. Supongo que la razón es que en realidad no se siente tan peligroso. No está en peligro la información de todos y es posible que nadie de nuestro círculo social haya experimentado un ataque a su información.

Hasta que ocurre. Y, déjame decirte, es más frecuente que raro.

Hay mucha información sobre tí, sobre mí y sobre todos los demás, almacenada en una nube imaginaria. Al fin de cuentas, todos queremos sentirnos seguros en esta nueva realidad a la que aún, más o menos, tenemos que acostumbrarnos y que ofrece tanto que nos tiene de puntillas todo el tiempo.

Bueno, a continuación tenemos un vívido ejemplo del nivel de seguridad de las criptomonedas, en comparación con los pagos de tarjetas de crédito. Veamos.

Una historia verdadera sobre seguridad (sucede todo el tiempo)

Digamos que estás de compras. Estás comprando algo extraordinario y le entregas tu tarjeta de crédito al comerciante. En ese momento ellos (las empresas) tienen acceso a la línea de crédito completa (incluso si las cantidades son pequeñas) de tu tarjeta.

Como proceso, significa que la tienda “extrae” el monto designado de tu cuenta a su cuenta. Así que usando este método, el comerciante tiene acceso a la información de tu tarjeta de crédito, lo que también significa que otros tienen acceso a tu información personal.

Entra el héroe. Las criptomonedas funcionan de una manera completamente diferente: tú, como propietario de dinero digital, “empujas” una cierta cantidad de monedas al comerciante o destinatario. No se necesita ninguna otra información.

Por lo tanto, no se necesita acceso a la línea de crédito y no se puede robar información. Se garantiza la completa privacidad de tus datos confidenciales. Tu identidad en línea está protegida. Tus fondos están seguros.

Para desglosarlo: cuando usas una tarjeta de crédito o débito para realizar una compra (especialmente en línea), das al vendedor información que terceros, teóricamente, podrían robar. Sucede todo el tiempo. Lamentablemente esto ocurre cada vez más a medida que las tecnologías avanzan.

Es decir, si alguien roba al vendedor tu información financiera, tu dinero está en riesgo.

Sé único. Sé cuidadoso

Las transacciones de criptomonedas son únicas cada vez. Esto se aplica incluso cuando las partes involucradas son las mismas (digamos que compras a menudo cosas de los mismos comerciantes).

Te preguntarás ¿cómo?

El intercambio de información implica usar un método de “empuje”. Esto significa que tú decides qué información quieres enviar a los otros destinatarios. El sistema de intercambio tradicional utiliza el método de “extracción” como mencionamos antes.

Si has visitado nuestro blog por algún tiempo, sabrás que las criptomonedas tienen muchas ventajas: comisiones pequeñas, pagos internacionales rápidos, etc. Estamos encantados de decir que el uso de criptomonedas tiene más argumentos a favor que en contra.

Entonces, haz el cálculo. ¿Cierto?

PD: ¡Lee sobre nuestra misión también!

¿Quieres saber más? ¡Comunícate con nosotros!