Una pieza más del rompecabezas dagcoin: la velocidad

A medida que el mundo evoluciona y avanza, especialmente en lo tecnológico, se establecen nuevas y más altas normas. En el mundo de las criptomonedas y en el cotidiano.

Gracias a la Internet y a la creciente globalización, el mundo se hace cada vez más pequeño y las nuevas generaciones están mejor informadas, pero también son más impacientes. Esto último significa que valoran la eficiencia, optimización y velocidad aún más que antes.

Hoy en día todo es velocidad. Y ahora hablaremos de la velocidad del dagcoin.

¡La velocidad es lo que importa en el mundo (de las criptomonedas)!

Lo que pasa es que, antes de las criptomonedas, antes de Bitcoin, las transferencias bancarias internacionales demoraban días y a veces una semana o más. Y eran caras. Desafortunadamente, este problema aún no ha sido resuelto. Esto ocurre aún hoy. No se ha visto mucha mejora durante la última década. Y hoy una década es muuucho tiempo.

Cuando Bitcoin apareció, permitió a todos hacer transferencias internacionales de un monedero a otro en una hora, justo después de la confirmación final. No era perfecto, pero fue un gran avance y la parte más importante fue que mostró la promesa de un futuro más brillante. Las criptomonedas han venido para quedarse.

Tristemente, esa revolución que fue tan agresiva al empezar, se ha estancado en un mismo nivel y es bastante difícil que avance.

Hoy buscamos una solución tecnológica que satisfaga las nuevas normas.

Ahora, imagina este escenario: todas las transferencias, las nacionales y, sobre todo, las internacionales, se realizan en un minuto. Imagina cómo cambiaría la economía mundial y cómo mejoraría el movimiento del dinero en general. ¡Bueno, yo sé cómo! Me atrevería a decir que de este desarrollo surgirán negocios completamente nuevos.

Sin intermediarios ni mineros involucrados

¿Es esto posible? te preguntarás.

Sí, es definitivamente lo es. 100 por ciento. Creemos que la solución es la cadena DAG.

¿Cómo así? Ya que la cadena DAG no funciona como sistema de bloques, las transacciones van directamente a la red DAG. Este proceso es mucho más rápido que los que se realizan en Prueba de Trabajo y Prueba de Participación a base de cadena de bloques. En resumen: la criptomoneda llamada dagcoin es mejor.

Y lo más importante es que aquí no hay mineros. La validación de las transacciones va directamente a las operaciones mismas. Para los usuarios, esto significa que las transacciones se realizan casi instantáneamente.

Además, no hay grandes consumos de energía para minería, lo que es un gran beneficio para el medio ambiente. Toda pequeña cosa es una ayuda, ¿cierto?

Lo que también es necesario saber de la cadena DAG es que mientras más usuarios haya más rápida será la confirmación. Mientras más seamos, mejor. Más gente crea sinergia.

Lee más: el verdadero valor de las criptomonedas y cómo  tu cripto puede ser segura.

¿Quieres más información? ¡Ponte en contacto con nosotros!